Danza Oriental en Egipto

Danza Oriental en Egipto es un libro de 23,000 palabras sobre la historia de la danza del vientre publicado en 2016 por la periodista y bailarina Giselle Rodríguez.

La autora, que es periodista y traductora además de bailarina y profesora de danza oriental, reconstruye la historia del “belly dance” con la ayuda de imágenes de danza plasmadas en pinturas, relieves, cerámicas, esculturas y fotografías, así como de narraciones de viajeros occidentales a Egipto, crónicas de época, artículos periodísticos, referencias bibliográficas y documentales sobre el tema.

El libro incluye, además, una lista con las canciones más conocidas para bailar “belly dance”, una guía de los ritmos más utilizados en la música árabe y un glosario de palabras y nombres relacionados con la música, la danza y la cultura árabe.

Si te interesa comprar el libro ($200 pesos mexicanos o US$25 para envíos fuera de México) contacta a la autora: mundoarabe@hotmail.com o búscanos en Facebook como Danza Oriental en Egipto o por whats al 04455 45337563.

portada danza oriental en Egipto

Para quienes ya conocen mi blog  les comento que la información que contiene el libro NO está en mi blog ni en internet.

Para leer un artículo en inglés sobre el libro haz click aquí:
The History of Belly Dance in Egypt in 20,000 words

registro autor danza oriental egipto jpg

 

Documental de 8 minutos sobre la historia de la danza oriental. Una pequeña parte de la investigación para el libro.

 

Conferencia sobre la historia de la danza oriental impartida en el Museo Nacional de Antropología como parte del programa académico de la Semana Árabe 2016

Conferencia de Giselle Rodríguez sobre la historia de la danza oriental.

Conferencia de Giselle Rodríguez sobre la historia de la danza oriental.

Videoresumen de la conferencia

Constancia de participación

reconocimiento

Entrevista con Giselle Rodríguez, autora del libro “Danza Oriental en Egipto” en el programa de radio por internet Belly Conexión

https://www.facebook.com/DanzaOrientalenEgipto/videos/1088425021230445/

Publicado en belly dance, danza, música | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Cantantes árabes más famosos

La lista de las 100 principales celebridades  árabes de Forbes incluye a los siguientes cantantes contemporáneos de Egipto, Líbano, Iraq, Siria, Emiratos, Marruecos, Túnez, Palestina y Argelia, clasificados según su número de seguidores en redes sociales:

Amr Diab – Egipto

Nancy Ajram – Líbano

Elissa – Líbano

Kadim Al Sahir – Iraq

Najwa Karam – Líbano

Assala Nasri – Siria

Ahlam Alshamsi – EAU

Ragheb Alama – Líbano

George Wassouf – Siria

Tamer Hosny – Egipto

Sherine Abdel Wahab – Egipto

Mohamed Hamaki – Egipto

Cyrine Abdelnour – Líbano

Wael Jassar – Líbano

Hussain al Jassmi – EAU

Fairuz – Líbano

Saber Al Rebai – Túnez

Amal Maher – Egipto

Myriam Fares – Líbano

Samira Said – Marruecos

Carole Samaha – Líbano

Mohamed Mounir – Egipto

Mohammed Assaf – Palestina

Nawal Al Zoghbi – Líbano

Yara – Líbano

Haifa Wehbe – Líbano

Maher Zain – Líbano

Diana Haddad – Líbano

Assi el Hallani – Líbano

Cheb Khaled – Argelia

Samo Zaen – Siria

Hamza Namira – Egipto

Maya Diab – Líbano

Hany Shaker – Egipto

Majida el Roumi – Líbano

Latifa – Túnez

Tamer Ashor – Egipto

Ahmed Gamal – Egipto

Ramy Ayach – Líbano

Balqees – EAU / Yemen

Hakim – Egipto

Angham – Egipto

Ramy Sabry – Egipto

Carmen Soliman – Egipto

Asma Lmnawar – Marruecos

Marwan Khoury – Líbano

Nicole Saba – Líbano

Sandy – Egipto

Madeleien Matar – Líbano

Abd el Fattah Grini – Marruecos

Shatha Hassoun – Marruecos

Joseph Attieh – Líbano

Publicado en música | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Semana Árabe en México 2017 – agenda cultural

Amigos: los invitamos a estos eventos gratuitos que forman parte de la agenda cultural de la 8a. Semana Árabe en México organizada por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Consulten el programa completo en: http://semanaarabe.cide.edu/programa.

Ubicación de la Alianza Francesa de San Ángel: https://goo.gl/maps/HsHRDyMT7C72

Ubicación de la Alianza Francesa de Polanco: https://goo.gl/maps/73yNXu2jzoR2

Contacto: Giselle Rodríguez | mundoarabe@hotmail.com

Estudio Giselle Habibi, escuela de danzas árabes https://www.facebook.com/GiselleHabibi

Danza Oriental en Egipto, libro sobre la historia de la danza del vientre https://www.facebook.com/DanzaOrientalenEgipto/

5545337563

 

Publicado en arte, danza, música | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

ADN prueba que los egipcios no son árabes

(Link al artículo original publicado por Hend El-Beharyhttp://www.egyptindependent.com/dna-analysis-proves-egyptians-are-not-arabs/)

Después de más de 10 años de analizar muestras de ADN de cientos de personas, el proyecto genográfico de National Geographic (NGGP) descubrió que los egipcios no son árabes.

El estudio presentó gráficas que muestran la composición genética de los habitantes de cada país con el propósito de responder a preguntas sobre su etnia, raza y los orígenes generales de la población humana.

Como muestra la gráfica a continuación, solo 17% de los egipcios son árabes, mientras que 68% de la población nativa proviene del norte de África, 4% tiene ancestros judíos, 3% proviene del este de África, 3% de Asia Menor y 3% del sur de Europa.

Esta población de referencia se basa en los egipcios nativos. Como las poblaciones antiguas emigraron de África, pasaron primero por el noreste de África y luego hacia el sudoeste de Asia. Los componentes del Norte de África y árabe en Egipto son representativos de esa antigua ruta migratoria, así como de migraciones posteriores desde el Creciente Fértil a África, con la propagación de la agricultura en los últimos 10,000 años, y las migraciones en el siglo VII con la expansión del Islam desde la Península Arábiga”, según el estudio de NGGP.

El componente del este de África en los genes egipcios refleja el movimiento en el Río Nilo navegable, según el NGGP, mientras que los componentes del sur de Europa y Asia Menor reflejan el papel geográfico e histórico de Egipto como actor clave en el crecimiento económico y cultural de la región mediterránea.

Kuwait

Las muestras de ADN demostraron que los kuwaitíes son en su mayoría árabes, ya que su composición genética es la siguiente: 84% de los kuwaitíes son árabes, 7% son de Asia Menor, 4% del norte de África y 3% del este de África.

El estudio NGGP reveló que a medida que los antiguos migrantes pasaron por Oriente Medio al trasladarse de África a Asia, algunos decidieron quedarse, desarrollando patrones genéticos que fueron transmitidos a otras generaciones. También hay un pequeño porcentaje de habitantes de África del Norte y del Este, tal vez debido a la trata de esclavos que fue común del siglo VIII al XIX.

Líbano, Túnez

La sociedad libanesa es la más diversa entre los países árabes, ya que 44% son de origen árabe, 14% son judíos, 11% son de ascendencia norteafricana, 10% son de Asia Menor, 5% son del sur de Europa y sólo 2% son del este de África.

La población tunecina tiene el porcentaje más bajo de ascendencia árabe, ya que sólo 4% son árabes, mientras que 88% son del norte de África, 5% de Europa occidental y 2%  de África occidental y central.

Publicado en actualidad, geopolítica | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Abdel Halim Hafez: ídolo de las masas

(Resumen del artículo publicado por Ashraf Gharib el  22 de junio de 2017 en Al Ahram)

Abdel-Halim Hafez, uno de los músicos más inteligentes de Egipto, aprendió de su mentor, el músico Mohammed Abdel-Wahab, a conservar el éxito. A pesar de haber muerto hace cuarenta años, fue y sigue siendo el más importante y exitoso de los músicos árabes.

¿Qué permitió que el “ruiseñor de piel oscura” –como se le conocía- tuviera éxito cuando apareció por primera vez en escena, ya lo largo de su carrera?

Abdel-Halim junto con sus contemporáneos como Mohammed Al-Mougi y Kamal-Al-Taweel, presentaron al público árabe un nuevo y desconocido estilo de música. Inicialmente, los oyentes no aceptaron al joven cantante ni a su estilo. Incluso se topó con abucheos y repudio.

Sin embargo, la fe de Abdel-Halim y la dedicación a su propio estilo rápidamente comenzaron a dar frutos. Conseguía admiradores cada día conforme los gustos en Egipto empezaron a cambiar después de la revolución del 23 de julio 1952, que coincidió con el surgimiento de esta nueva voz.

Abdel-Halim se convirtió en una realidad tangible en el mundo de la música con canciones que comenzaron a ganar popularidad sin precedentes. El cine, que no le dio la bienvenida en sus primeros años, prefiriendo tomar prestada sólo su voz, para 1955 ya le pedía que actuara en grandes películas.

El abrumador éxito cinematográfico alcanzado por Abdel-Halim formó una sólida base para su éxito como cantante. Lo contrario también era cierto. Lentamente este frágil joven, que venía del campo, se convirtió en el ídolo de las masas y en una estrella de cine. Esto se puede atribuir a una serie de razones.

Con el éxito de la primera película de Abdel-Halim, Nuestros días dulces (1955), el cine egipcio se liberó de gran parte de su clasicismo, y se volvió más juvenil. La participación de Abdel-Halim ayudó a la película a tener éxito y estableció la idea de un cine más joven que prevaleció después. Otras películas en las que participó fueron Días y Noches, Chicas de Hoy, La Almohada Abandonada, Los Pecados y Mi Padre en el Árbol.

La aparición de esta corriente anunció el declive de una generación de cine muy formal, ejemplificada por actores como Emad Hamdy, Yehia Chahine, Mohsen Sarhan.

El nuevo cine favorecía la vivacidad y la diversión de la juventud, que tendía a vestirse casualmente, a andar en bicicleta o a visitar a sus amadas en barcos, exactamente como lo hizo Abdel-Halim en Días y Noches (1955).

1955 fue testigo del lanzamiento del género del cine romántico en Egipto a manos del director Ezzel-Dine Zulficar a través de la película “Estoy dejando esta vida”. Allanó el camino para otros éxitos románticos como en Entre las Ruinas, el Río del Amor y otros. Directores como Henry Barakat, que se beneficiaron de la presencia romántica de Abdel-Halim en Días y Noches, Rendezvous y Chicas de Hoy, impulsaron el género aún más.

Una vez que Barakat tuvo la garantía de que la audiencia aceptaría estos nuevos tipos de películas, comenzó a dirigirlas sin Abdel-Halim, como en Hasta que nos encontremos, Ten piedad de mi amor y No tengo a nadie sino a ti. El cantante le dio a Barakat la lealtad de la audiencia que necesitaba para introducir nuevas películas e ideas en la escena.

La aparición de Abdel-Halim también permitió a los cineastas imaginar a protagonistas en películas melodramáticas -una posición antes dominada por estrellas femeninas. Cantantes como Saad Abdel-Wahab, Kamal Hosni o Muharram Fouad pronto llegaron al estrellato.

Antes de 1955, también había sólo dos personas que habían logrado lo que hoy entendemos como estrellato de taquilla en el sentido moderno: que puede hacer o acabar con películas y carreras. Estos dos nombres eran Anwar Wagdi y Leila Mourad que fueron los reyes de la taquilla de 1945 hasta 1955, cuand Wagdi murió repentinamente ese año en el apogeo de su carrera y Mourad se retiró en el ápice de su fama.

Sin embargo, el nombre de Abdel-Halim siguió reinando: su participación en cualquier película era suficiente para llevar al público a la taquilla. Sus películas lograron ventas récord.

La película de Abdel-Halim, Mi Padre en el Árbol (1969), todavía es la tercera que se ha exhibido por más tiempo en la historia del cine egipcio: se mostró durante 33 semanas, y la gente seguía pidiendo que se proyectara 30 años después de su estreno. La empresa que lo produjo, Sawt Al Fenn, obtuvo con ella más ganancias que con ninguna otra película egipcia. La demanda se detuvo sólo después de que el video de la película y los derechos de autor fueron vendidos a un canal de películas por satélite.

Actualmente muchas personas siguen visitando su casa y su tumba, escribiendo en sus paredes palabras de amor y anhelo, incluso quejas sobre los problemas que enfrentan como si estuviera vivo para escuchar.

Casa de Abdel Halim Hafez en el edificio Zahra al-Gezira

Es un impacto que es bastante sorprendente y merece ser contemplado y estudiado: La magia latente de este frágil ser atrincherado en nuestra psique bajo el nombre de Abdel-Halim Hafez.

Publicado en cine, música | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Nagwa Fouad: la reina de la danza oriental

Por Thomas W. Lippman

(Traducción del artículo publicado el 4 de noviembre de 1977 en el periódico estadounidense The Washington Post)

Es medianoche bajo un estrellado cielo en el desierto. En el centro nocturno junto a la piscina de un hotel a la sombra de la gran pirámide de Keops, 200 comensales han terminado su comida y están esperando el entretenimiento.

Son los participantes, invitados y seguidores del Festival Internacional de Cine de El Cairo, y algunos otros que pueden pagar los US$55 que cuesta la cena de premiación, por lo que los organizadores quieren darles lo mejor. ¿Quién más sino Nagwa Fouad, la reina de la danza del vientre?

No hay una estrella más grande en el espectáculo egipcio, el más sofisticado en el mundo árabe fuera de Beirut antes de la guerra. Para esta ocasión se le pide que interrumpa sus vacaciones porque nadie más lo hará.

Con los pies descalzos, el cabello castaño rojizo, y una falda verde y dorada que revela sus poderosas piernas por una abertura, gira y se desplaza de un lugar a otro. Sus caderas ejecutan los movimientos tradicionales de la danza del vientre, pero los pasos y los ritmos están muy alejados de las caricaturas de Arabian Nights. Nagwa Fouad ha modernizado y occidentalizado la danza del vientre, desarrollando un estilo personal que sus detractores desprecian pero que los turistas y los aficionados a los espectáculos nocturnos parecen amar.

Ella es la principal bailarina en el club nocturno del Sheraton de El Cairo, el más caro de la ciudad y el patio de recreo para los ricos de Arabia Saudita y el Golfo Pérsico.

Según Rashad Mourad, directora de relaciones públicas del hotel: “Ella ha logrado una evolución del baile y tratamos de ponerla en un ambiente respetable. No se trata de que mueva el vientre para los borrachos o los que quieren coquetear con las mujeres De hecho, no nos gusta el título de “belly dancer”. Nosotros utilizamos el título de bailarina oriental. Belly dancer es para espectáculos baratos, de los que hay muchos en El Cairo, todos con bailarinas que aspiran a la prominente posición de Nagwa Fouad.

Por supuesto que hay quienes dicen que ya pasó su mejor momento, que ella tiene su puesto en el Sheraton porque se casó con el gerente general del hotel. Hay quienes dicen que ella era sólo otra bailarina mediocre hasta que una amante con influencia la convirtió en una estrella, los que la recuerdan cuando era una secretaria del presunto rey de los productores de cine porno de El Cairo.

Pero Fouad no tiene tiempo para escuchar todo eso – ella está demasiado ocupada bailando, coreografiando su acto, y ahora haciendo películas. Su más reciente, “Mil y un besos”, se exhibe en el centro de El Cairo.

“Como bailarina tienes que retirarte a cierta edad”, dijo. “He incorporado influencias europeas en mis danzas, son muy diferentes de las tradicionales, y quiero grabarlas para que la gente pueda verlo en el futuro”.

En parte debido a su trabajo y en parte debido a Mahmoud Reda, coreógrafo de la compañía de danza folclórica patrocinada por el estado en el “Balloon Theater” de El Cairo, el baile egipcio ha cambiado más en dos décadas que en siglos. Esto horroriza a los puristas, pero Reda dice que es sólo un buen negocio del espectáculo.

“En el momento en que uno toma una danza popular y la pone en el escenario empieza a cambiar”, dijo Reda. “Si quieres lo auténtico tienes que retroceder 50 años. En los pueblos, la danza tradicional era plana y repetitiva, pero es diferente en el escenario: el público paga entradas y no puedes repetir los mismos movimientos una y otra vez”.

Bailar en los clubes nocturnos todavía no se considera una profesión respetable en la sociedad egipcia, preocupada por las clases. Una joven como Farida Fahmy, bailarina de la compañía de Reda, nunca trabajaría en los clubes porque es hija de un profesor universitario. “He recibido muchas ofertas y el dinero es mucho mejor, pero no puedo hacerlo”, dijo.

Tampoco se sentaría en el regazo de Henry Kissinger como se dice que hizo Nagwa Fouad.

Pero Nagwa Fouad ha ido más allá de las insinuaciones que persiguen a las mujeres jóvenes que tratan de tener éxito en el negocio del entretenimiento. Ella lo consiguió: es una estrella con un nombre. Hay hombres egipcios que no permiten que sus esposas visiten su apartamento, pero ahora está bien ser visto hablando con ella en una fiesta.

Ella dice que “no es muy rica”, y ha ocupado el mismo apartamento en El Cairo durante 17 años, pero vive como una reina según los estándares egipcios.

Ha sido un largo camino para Fouad, quien dice que tiene 36 años. Nació en Egipto, pero su madre era palestina, y vivió en Palestina antes de la creación de Israel. Dice que su familia llegó a Egipto como refugiados en 1948 y que aún recuerda  la vida de pobreza que tuvo en un campo de refugiados cerca del Canal de Suez.

Para ella, el baile era una manera natural de ascender.

“Hay dos clases de bailarinas”, dijo. “Las que nacen y las que aprenden a través de la práctica, yo soy del primer tipo, nací para bailar. Es una cosa rara, un regalo de Allah”.

Y vaya que baila, dos espectáculos por noche en el Sheraton, en el set de filmación en el día, en espectáculos especiales y actuaciones a pedido. Entre una cosa y otra, hace sus coreografías, trabaja en su vestuario y elige su música. Eso la convierte en una de las personas que más trabajan en Egipto.

“Amo mi trabajo, ¿sabes? Un día que no bailo es como estar enferma. Soy una profesional”, dijo.

Publicado en belly dance, danza | Etiquetado , | 1 Comentario

Nour Marruecos en la Feria Internacional de las Culturas Amigas 2017

Participación de la orquesta Nour Marruecos en la Feria Internacional de las Culturas Amigas 2017 de la Ciudad de México. Mayo 30,2017. (#FICA2017)

Dirección: Hicham Billouch, Darbukas: Ernesto Vega y Rashid Luna. Riq y coros: Giselle Rodríguez

Tocando con la orquesta Nour Marruecos del maestro Hicham Billouch en representación de Marruecos en la Feria Internacional de las Culturas Amigas. #FICA2017.

Giselle Rodríguez con el Excmo. Sr. Mohamed Chafiki, Embajador de Marruecos en México.

 

 

El público asistente al show de Marruecos desde mi perspectiva en el escenario. #FICA2017

Con el percusionista Rashid Luna en el stand de Egipto de la Feria Internacional de las Culturas Amigas 2017 #FICA2017 #EgiptoFICA

 

Con mi amigo marroquí Moustafa Abouhicham

Al final del show con algunos de los participantes y parte del público asistente

Publicado en arte, música | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Mohamed Abdel Wahab

(Fuente: Documental de Hashem el Saifi: Mohamed Abd el Wahab: a growing symbol) 

Nació en la calle Zagazig, y luego sus padres se mudaron a El Cairo y vivieron en Bab El Shaareya.  Su padre y su hermano mayor eran sheikhs , así que lo llevaron a la escuela El Kottab para que aprendiera a recitar el Corán.

Cuando tenía apenas 9 años empezó a frecuentar el teatro de El Mahdeya en donde salía a cantar entre actos. Ahmed Shawky lo apreciaba como artista y cantante.

Mohamed Abdel Wahab en su juventud.

Mohamed Abdel Wahab empezó cantando canciones que él no compuso, como Mala al Kassad. Después cantó piezas de Salama Hegazy como Laho Ma7ilati. En los años 20 empezó a componer sus propias canciones, y especialmente en 1927 tras la muerte de Abou el Ela Mohamed, el  principal compositor de poemas árabes. Fue entonces cuando Mohamed Abdel Wahab empezó a componer qasida (poemas) y así  pasó la poesía a la música.

Compuso canciones como Daret el Ayam y La Mesh Ana el Abki y algunas de ellas fueron grabadas en el extranjero con orquesta. Le gustaba la música occidental, de la cual tomaba instrumentos y fragmentos para sus canciones. Conocía la música clásica occidental y también escuchaba música para jóvenes.

En una entrevista en 1968 dijo que aunque en un principio memorizaba piezas completas y las tocaba en el oud, luego empezó a creer que un artista no debía memorizar, sino inspirarse, como un escritor que lee pero no memoriza, solo se inspira de lo que lee.

Algunas de las innovaciones que introdujo en la música árabe fue que aumentó el número de músicos que interpretaban la música. Antes de él un takht (grupo de música árabe) estaba conformado por nay, qanun, oud, riq y violín). También introdujo instrumentos occidentales en la música árabe tales como el chello, el contrabajo, el teclado y la guitarra e innovaciones en las técnicas de tocarlos, por ejemplo usar el trémolo en el violín (kaman), como en la película Domoo el Hob en la canción Ma Ahla el Habib, cuando canta “aaraf kalam el nessim”.  Asimismo hizo innovaciones en la polifonía y modernizó la forma de cantar, influencia perceptible en la cantante Asmahan.

Trabajó con muchos cantantes de la época como Laila Morad, Abdel Halim Hafez, Nagat El Sagheera, Warda, Fayza Ahmed, además de las estrellas Um Kutlhum y Fairuz.

Mohamed Abdel Wahab con Adel Halim Hafez

Um Kulthum y Mohamed Abdel Wahab

Su última composición fue Min Gheir Leh.

Publicado en música | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario