¿Qué hago para olvidarl@?

Con varios ex maridos y otros tantos ex novios, me ha dado tiempo a desarrollar una técnica para superar una ruptura sentimental tan rápido e indoloramente como sea posible.

Como tú, me he sentido incapaz de olvidar a alguien, y en los peores casos, incluso de vivir sin esa persona. Sin embargo, te tengo buenas noticias: ambas cosas son posibles.

Naturalmente la primera cosa que hay que hacer es contactar con tus emociones. Es normal que estés súper triste, que te preguntes si pudise haber algo hecho distinto, que te dé curiosidad saber si aún piensa en tí o no, etc.

Sin embargo, la realidad es que ya no están juntos, así que para sanar, lo primero es llorar, a moco tendido en caso de ser necesario. Tómate una tarde para dar una vuelta por Chapultepec, siéntate debajo de un árbol en una zona alejada y cuéntale lo que pasó. Llora, grita y patalea si así te nace. Ese doloroso ejercicio es el primer paso para sanar tu corazón, porque emoción expresada = emoción superada. Eso quiere decir que en un principio es sano que llores; de lo contrario, corres el riesgo de que esa emoción guardada de tristeza y pérdida acabe somatizándose en enfermedad.

consolándoseLlama a tus amig@s. Ser escuchad@ y contarlo todo en voz alta también te ayuda a aclarar tus pensamientos. Es bueno escuchar otras perspectivas y opiniones sobre el asunto, pero una vez que hayas hablado del tema una o dos veces, queda con tus amig@s para distraerte, no para “sobarle” más al asunto. Vayan al cine, al parque, a un museo. Tomar aire fresco y ver cosas nuevas te hará bien.

Si no tienes muchas amig@s dispuestas a acompañarte en este mal trago, inscríbete a una clase de algo nuevo: cocina, meditación, yoga, pilates, pintura, belly dance, manualidades, algún idioma… eso que siempre has querido hacer pero no habías tenido tiempo de probar.

Escríbele una carta en la que relates con todo detalle lo que pasó, todo lo que te duele y lo que te pesa en el corazón. La carta no es para que la reciba, sino para que te desahogues y viertas en ella todo tu dolor. Una vez que termines de escribirla, vuelve a leerla. Verás que tu corazón se siente un poco mejor. Cuando eso pase, quémala y deja que el viento se lleve las cenizas y con ellas parte de los recuerdos dolorosos.

graciasAgradece. Quizá te parezca un consejo imposible de llevar a cabo, pero no hay mejor antídoto para superar una ruptura que agradecer por todos los buenos momentos que pasaste con esa persona y por todo lo que compartieron.

Paradójicamente, también es necesario agradecer por los malos momentos, ya que gracias a ellos 1) conociste un lado de esa persona que antes no conocías 2) la experiencia te volverá más sabi@ y más fuerte. Cuando lo hayas superado verás que te digo la verdad.

Concéntrate en el presente, para así poder avanzar hacia el futuro. Cuanto más te aferres a su recuerdo, menos te abrirás a que llegue la próxima persona que la vida te tiene reservada, que casi siempre suele ser mejor que la anterior. Así que evita darle más vueltas al asunto en tu cabeza, porque lo más probable es que sólo acabes confundiéndote y lastimándote más. Tampoco leas y releas sus mensajes, ni repases en tu mente la última discusión. Todo eso está en el pasado, y ahí debe quedarse.

Recuerda que pensar en él/ella puede convertirse en un círculo vicioso. Cuanto más pienses en él, más lo echarás de menos, más lágrimas derramarás y más te dolerá el corazón. El peligro aquí es que te vuelvas adicta a ello. Aunque tu consciente diga: “¿cómo crees que haría eso, para qué?”, tu subconsciente y tu espíritu pueden acostumbrarse a esa sensación de dolor a tal grado que lleguen a encontrar placer en ello. Es así como la espiral descendente de la depresión cobra fuerza. Así que cada vez que te sorprendas recordándolo, INTERRUMPE EL PENSAMIENTO EN ESE MISMO MOMENTO. No te esperes a acabar la idea, ni a intentar llegar a una conclusión o encontrar una explicación. ¡Para! Volverá a sucederte a lo largo del día varias veces. No te preocupes. Simplemente comprométete A DEJAR DE PENSAR EN ÉL CADA VEZ QUE TE SOPRENDAS HACIÉNDOLO.

¿Para qué traerlo a tu presente si él/ella ya no forma parte de tu vida? Al menos no por ahora, y si ha de formar parte de tu vida en el futuro, déjalo al destino, al universo o a Dios, que si es para tí, regresará. Pero por el momento no está en tus manos, así que déjalo ir.

Sfacebooki lo tienes de amig@ en el Facebook, bórral@ cuanto antes y evita la tentación de estar revisando su perfil público y ver qué hace, qué comenta, quiénes le dan like a sus posts y fotos, etc., puesto que eso te desestabilizará cada vez que lo hagas. En un futuro, cuando tu corazón sane, podrás aceptar su solicitud de amistad, o mandarle tú una. Pero en este proceso de desintoxicación, por favor, no te hagas harakiris. Tener una ventana a su vida sólo te convierte en su prisioner@. Haz lo mismo con las fotos juntos. Júntalas todas en un álbum con visibilidad sólo para ti. Así evitarás que la gente comente esas fotos y te remuevan la herida.

mobileNo tomes sus llamadas, ni respondas a sus mensajes. Puedes bloquear su número en tu teléfono o en el whats. Si le contestas, la guerra seguirá y lo más probable es que acaben discutiendo y peleando como la última vez. Si te habla “para saludarte”, el dolor por la separación se prolongará más de lo necesario. Dice el dicho: “El que quiera entrar, que entre, el que quiera salir, que salga, pero que no se quede en la puerta estorbando”.

Haz lo mismo si te bombardea con mails . En todos los correos electrónicos hay la opción de agregar su dirección a la lista de usuarios bloqueados. Así te evitarás entrar a la montaña rusa emocional con cada mensaje.

Haz una lista de todas las cosas que no te gustaban de él/ella. Cuanto más pronto hagas la lista, mejor, porque las mujeres tendemos a olvidar lo malo y a recordar sólo lo bueno. Y luego hasta acabamos pensando: “pero si era tan lindo, ¿por qué terminamos?” Esa lista te ayudará a tener presente cómo era en realidad y a sentirte mejor de que ya no está en tu vida. Además verás que te divertirás escribiéndola

Guarda todos sus recuerdos en una caja. Los regalos que te dio, las cosas que te recuerden a él, la ropa que dejó. fotos, cartas, sácalo todo de tu casa. Dale la caja a guardar a tus papás, o a una amiga y no pidas la caja de vuelta hasta que lo hayas superado. Lo mismo para cuando la recuperes ya ni tiene importancia y acabas tirando todo. Si tu objetivo es sacarlo de tu mente y corazón, no es aconsejable que guardes nada que tenga su energía.

Simultáneamente, es indispensable que trabajes en ti. Lo primero es HACER EJERCICIO. Sí, ya sé que lo más probable es que sólo tengas ganas de estar en la cama llorando, recordándolo y comiendo chocolate, pero eso no va a ayudarte en nada. Es MUY NECESARIO que hagas algún tipo de actividad física: sal a caminar, correr o andar en bici. Vete al gym o a nadar o a bailar. La razón es que tu cuerpo necesita endorfinas para superar la depre, y el ejercicio es la mejor opción para liberarlas. Vale, si quieres un chocolate, consiéntete y cómetelo, pero no abuses, si no terminarás gorda. Esta es una parte vital de tu recuperación, así que ¡muévete!

Limpia tu casa. ¿Cuándo fue la última vez que vaciaste tu closet para acomodarlo? ¿Cuándo sacudiste a fondo tus libreros, o barriste y escombraste debajo de tu cama? ¿Ya viste el desorden en las alacenas de la cocina? ¿Ya cosiste el vestido que dejaste de usar porque se rompió o le pegaste el botón a la blusa que no te has puesto porque le falta uno? ¿Qué tanta porquería tienes en ese cajón del buró? ¿Hace cuánto no limpias el refri? Date un tiempo para acomodar tus cosas. Además de entretenerte, sirve para hacer feng-shui, mover energías y remover sus vibraciones. Mueve los muebles y redecora tu espacio.

Ir de compras es buena idea siempre y cuando no te gastes más de lo que puedes. Es decir, no revientes la tarjeta porque si no acabarás endeudada, lo cual agravaría tu depresión. Que el monto total de tu compra no rebase el 10% de tu salario del mes, pero un trapito nuevo siempre alegra, especialmente si es de un estilo que nunca has usado antes.

Y de paso, también puedes ir al salón de belleza. Las mujeres siempre cambiamos de look cuando andamos depre. Es buena idea, adelante. Hazte un nuevo corte o ponte un nuevo color, PARA LA NUEVA TÚ QUE SURGIRÁ DE ESTA ETAPA.

Evita frecuentar los lugares a los que iban juntos, y los lugares en los que sabes que puedes encontrártelo. En un futuro te prometo que podrás verlo y a lo mejor hasta llegan a ser amigos, pero por el momento no te lastimes buscándolo, porque en una de esas puedes encontrártelo acompañado de alguien más o simplemente puede ignorarte, y ambas cosas te van a doler. ¡Así que no te busques sufrimiento gratuito! Y si más adelante quieres ir a los lugares a los que iban juntos porque a tí también te gustan, resignifícalos, que ahora sean “tu” lugar, no el lugar al que iban los dos. ¡A! y, por favor, tampoco te flageles poniendo las canciones que te recuerdan a él. ¿Para qué quieres lastimarte?

No salgas o te acuestes con el primero que se te cruce. Lo de un clavo saca a otro clavo sirve a veces, pero con frecuencia solemos estar con alguien más por despecho y acabamos comparando a la nueva persona con tu ex. Además de que no es ético estar con alguien para sacarse a otro (te aseguro que a tí no te gustaría que te lo hicieran), debes darte un tiempo para cerrar el ciclo y así poder comenzar uno nuevo con el corazón “reparado”. Siempre es sano darte un tiempo para tí misma. No obstante,  si se te presenta una oportunidad que sería tonto dejar ir, tómala. Es un regalo de la vida para tí.

Perdónalo. El/ella es human@ como tú, y comete errores. Él está intentando entender de qué va esto del amor, igual que tú, sólo que el corre con la desventaja de ser hombre. Ellos no saben leer entre líneas. Entienden oraciones cortas y concretas porque su cerebro está diseñado para eso. Para ellos un sí es un sí y un no, un no. Sólo nosotras entendemos que a veces cuando decimos “nada”, en realidad queremos decir “todo”, cuando decimos no me toques, en realidad queremos decir, me muero si me sueltas la mano. Cuando decimos vete o quédate, me da igual, en realidad queremos decir, quédate, que no soportaría estar sin ti.

En todo caso, cargar con el rencor sólo te perjudica a ti misma. Déjalo ir, con todo y sus malos recuerdos. Ya le llegará lo que le corresponda, y a ti también. Recuerda que el karma y la justicia divina son inexorables.

Si se arrepintió de lo que hizo, qué bueno, para que así aprenda su lección. Si ni siquiera le pesó haber terminado contigo, ¿para qué querrías estar con alguien que no te necesita ni te echa de menos? Si te fue infiel, no necesitas a tu lado una pareja que no te valora y, sobre todo, que te miente. Y si ya está con alguien más, ¿para qué tendrías tú que recordarl@ a cada instante?

Si eres creyente, pídele a Dios que te de fuerzas para superarlo y deja la solución a tu situación en sus manos. Recuerda que no estamos solos, y si Él permitió que esto pasara es porque así tenía que ser y porque es lo mejor, entonces confía en Su plan para tí, ten fe en Sus designios y pídele consuelo para asimilar el cambio. ¡Viene lo que conviene!

chakras1

Otra posibilidad es meditar. Siéntate cómod@, cierra los ojos, relájate, respira hasta que los pensamientos cesen y logres concentrar toda tu atención en cómo entra y sale el aire por la nariz al menos once veces sin distraerte.

Una vez que lo hayas logrado, centra tu atención en cada uno de los chacras y haz el siguiente ejercicio, empezando por el chacra raíz y terminando por el de la coronilla.

Siente la energía que hay en el chakra raíz (rojo). Inhala por el frente y al exhalar por atrás a la altura de ese chakra di en voz alta: “rompo todo impulso vital de estar contigo”. Sigue con el chakra esplénico (naranja), repite la operación y di: “rompo todo vínculo sexual contigo”. Continúa con el chakra del plexo solar (amarillo) y di: “rompo toda voluntad de estar contigo”. Pasa al chakra del corazón (verde) y di: “rompo todo vínculo amoroso contigo”. Múevete hacia el chakra de la garganta (azul) y di: “rompo toda comunicación contigo”. Sube hacia el tercer ojo (azul obscuro) y di: “rompo todo vínculo telepático entre tú y yo”. Finalmente, concéntrate en el chakra de la coronilla y di: “rompo todo pensamiento entre tú y yo”.

Tómate tu tiempo para cada chakra, al menos dos minutos para cada uno, no se trata de un ejercicio rápido sino de un trabajo “a fondo”. Al ir rompiendo, no rebusques en la “basura”. Deja que se vaya esa energía, puesto que no estás perdiendo nada, al contrario, estás haciendo espacio en tu ser y limpiando tu espíritu para lo que sigue en tu vida. Cuando termines, dí: “Dejo atrás el pasado”.

Descansa. Inhala y exhala once veces concentrándote sólo en la respiración y pasa a la segunda parte de la meditación. Inhala y abre el corazón, como si se tratara del obturador de una cámara. Mientras exhala, di en voz alta: “Me abro y estoy listo para recibir todas las bendiciones que la vida me tiene reservadas”. Notarás que una luz entra a tu cuerpo; permítele pasar, estás abriéndote a tu futuro una vez que ya cerraste la puerta al pasado.

Este método es infalible si sigues todos los pasos al pie de la letra. Por más imposible que te parezca ahora mismo, ¡te prometo que así será si te das la oportunidad de desengancharte del pasado! Verás que en menos de tres meses, estás list@ para lo que sigue🙂

(Nota: estos consejos te sirven si ya decidiste terminar definitivamente con él porque su relación no tiene remedio ni futuro, o si él te dejó y tú andas que no te calienta ni el sol. No son consejos para reparar la relación).

Ya pasaste por el duelo. ¿Quieres saber si estás listo para una nueva relación? Te recomiendo ampliamente que leas este artículo: http://www.gentetoday.com/estilo-de-vida/despues-del-divorcio-estare-listo-para-una-nueva-pareja/

Uno de los sabios consejos de este texto:

“El trabajo de fondo es aprender a llenarnos individualmente y estar satisfechos al estar solos. De esa manera cuando llega esa próxima persona nos motiva el querer compartir esa energía positiva que hemos cultivado. Sin tomar este paso lo que sucede es que entramos en una relación con la expectativa que esa persona nos va a ser feliz. ¡No, no, no! Nosotros tenemos la responsabilidad de crear nuestra propia felicidad y así nuestro próximo compañero es un COMPLEMENTO en nuestra vida y NO LA BASE DE NUESTRA SALUD EMOCIONAL”.

Acerca de Giselle Habibi

Soy periodista, traductora y bailarina de danza árabe, pero ese es mi ego hablando. Mi yo interior es un espíritu despierto, un alma ecléctica que vive el presente apasionadamente. Creo que en la amplia variedad de habitantes de este mundo tenemos una fuente inagotable de maestros así como de compañeros para disfrutar el samsara. Desearía que cuidáramos mejor a la naturaleza y especialmente a nuestra familia humana, porque todos somos UNO y lo que pensamos, hacemos y decimos reverbera para siempre.
Esta entrada fue publicada en espiritualidad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Qué hago para olvidarl@?

  1. francisco romero dijo:

    buen texto giselle, e de puntualizarte que este mal tambien lo padecemos los hombres, en mi caso me ayudo bastante un libro que se llama El camino de las lagrimas y habla de como superar una perdida, como superar duelos en definitiva, porque duelo viene de dolor, un saludo

  2. anonimo dijo:

    tengo 28, cómo hago para olvidar a la niña de mis ojos? 18 años. acepto que se haya alejado por la edad. estuvimos dos años y dos meses. dios quiera que algún día me la vuelva a poner en mi camino, porque sabe realmente que la amo con todo mi corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s