Sjahin During y el hizam en la música

La primera vez que vi un hizam (un pañuelo de monedas para bailar danza árabe) formar parte del set de percusión de un músico fue con Sjahin During.

sjahin Fotografía: Cortesía de José Elías Nemer

Fascinada por el hecho, en el extraordinario concierto que ofreció junto con su grupo Arifa de jazz oriental contemporáneo en Cracovia 32 en la Ciudad de México el 4 de mayo de 2014, me di a la tarea de preguntarle por qué decidió utilizar esta prenda como instrumento musical.

“Por el sonido”, respondió. “Yo soy un coleccionista de sonidos. En casa tengo distintas cosas que suenan y me gusta el sonido de las monedas. Las uso para darle color a la música, como un efecto”.

Ante la pregunta de cuándo fue la primera vez que escuchó sonar un hizam, su respuesta fue: “trabajando con belly dancers, en Holanda”, aunque se apresuró a aclarar que no ha trabajado con demasiadas bailarinas, y que fue algo que hizo en el pasado. Como pensaba, me confirmó que hasta donde él sabe, él es el primer músico en utilizar un hizam en su set de percusión. ¡Qué genial idea!

Durante el concierto, tocó las monedas tanto con la baqueta como con la escobilla, aunque la mayoría de las veces hizo sonar el hizam con la mano. En algunos momentos, incluso tomó una orilla del pañuelo para hacer sonar las monedas contra un platillo y un tom de piso.

De llamar la atención es también el hecho de que colocó su daf iraní sobre un soporte frente a él, en lugar de tocarlo en la posición semi-vertical que normalmente se tocan los tambores de marco. Además de los golpes tradicionales con las yemas de los dedos, en ocasiones hizo sonar los anillos del daf tocando el parche con los puños, o incluso acariciándolo con las palmas. Címbalos colgantes y cascabeles de la India completan “los efectos” de su set de percusión.

Sjahin nació en 1972 en Ámsterdam , aunque fue criado en Estambul durante los primeros seis años de su vida. Cuando volvió a Holanda, se instaló junto con su familia en la pequeña isla de Texel, en el Mar del Norte.

La meticulosa dedicación de Sjahin a la música le viene de familia, ya que su abuelo llegó a dirigir la segunda sección de violines de la renombrada orquesta Concertgebouw de Ámsterdam y su padre continúa trabajando como laudero. Su hermano menor es guitarrista de jazz gitano y vive en Italia.

Sjahin es residente permanente de los Países Bajos, donde se gana la vida como músico. Ha fundado y dirigido varios grupos como Bayuba Cante , Turqumstances, Tarhana , Afro Anatolian Tales y, más recientemente, Arifa . Asimismo, es productor y maestro de música del mundo, especializado en percusión.

Este extraordinario músico ha aprendido de maestros en lugares tan distantes como La Habana, Cuba, Turquía, India, España y África. Toca batá, congas, cajón, udu y varios tambores de marco, así como darbuka, riq y kanjira.

Con sus distintos proyectos musicales, Sjahin ha ofrecido conciertos en Canadá, Marruecos, Alemania , Italia, Bélgica , Francia, Turquía , Grecia, España , Egipto, Cuba , Islandia , Líbano , Jordania , Siria , Túnez, India , Omán , Irán , Serbia , Bulgaria , Rumania , Bahrein, Dubai, México y Holanda.

Fuente de la biografía de Sjahin During: http://sjahinduring.com

_____________________________________________________________

P.D. Como bailarina me hubiera gustado que Sjahin no hubiera sentido necesario marcar una distancia de la(s) bailarina(s) que contribuyeron a su descubrimiento del hizam. He conocido otros músicos turcos que reniegan de su pasado bellydancero, como el percusionista Sait Arat, que rara vez habla del tiempo que trabajó con Asena, una de las tres bailarinas turcas de danza árabe (dansöz) más famosas.

El enorgullecerse de la experiencia de trabajar con bailarinas se lo dejo a los grandes virtuosos como Omar Faruk Tekbilek que en una entrevista dijo:

“Una bailarina mueve bandas de energía al exterior, así que tú la ves e interactúas con ella, así ella baila mejor y tú tocas mejor. Es un círculo de energía. Siempre he sentido que la bailarina interpreta lo que estamos haciendo y que nosotros también acompañamos sus movimientos. Así que se trata de una interacción. En lugar de ser un músico engreído, con una actitud de ver menos a las bellydancers, siempre las he respetado, las veo como artistas que se expresan. Nunca me molestó, aunque molestaba a muchos músicos a mi alrededor”.

Anuncios

Acerca de Giselle Habibi

Soy periodista, traductora y bailarina de danza árabe, pero ese es mi ego hablando. Mi yo interior es un espíritu despierto, un alma ecléctica que vive el presente apasionadamente. Creo que en la amplia variedad de habitantes de este mundo tenemos una fuente inagotable de maestros así como de compañeros para disfrutar el samsara. Desearía que cuidáramos mejor a la naturaleza y especialmente a nuestra familia humana, porque todos somos UNO y lo que pensamos, hacemos y decimos reverbera para siempre.
Esta entrada fue publicada en música y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s