Relacionarse con un árabe y no morir en el intento

Decidí escribir esta entrada de mi blog animada por mis amigas y compañeras de “debilidad”, a quienes he visto sufrir de amor por un árabe por no saber cómo manejar la situación.

Así que aquí comparto estos diez consejos para relacionarte sentimentalmente con un árabe y no morir en el intento, fruto de mi propia experiencia con hombres de varios países árabes (no menciono cuáles nacionalidades para no dejar en evidencia a nadie 🙂 pero son 7 países distintos y esto es lo que encontré en común).

1) Los árabes tienden a ser infieles, a menos que se trate de una persona muy religiosa (léase, buen musulmán). El estar siempre buscando nuevas conquistas es parte de su personalidad, digamos que lo traen en la sangre. Así que te sugiero que si no quieres encontrar, no busques, porque lo más probable es que descubras que tu habibi coquetea con otras chicas (en el menos grave de los casos) o mantiene varias relaciones simultáneas y miente a todas (en el peor de los casos). Eso hace que ellos mismos vivan intranquilos, no te creas que mantener su harén es una tarea fácil para ellos.

Suena horrible lo que voy a decirte, pero lo importante no es si te es fiel o no (no me odien feministas, los árabes no son para ustedes de cualquier forma), lo importante es qué lugar ocupas TÚ en su vida, el tiempo que te dedica a ti, cómo te trata e incluso qué hace/oculta para evitar lastimarte.

Si sabiendo esto quieres conservarlo por la razón que sea, tu mejor apuesta es intentar que sea contigo con quien se la pase mejor. No le des problemas ni reclamos; dale paz, placer, risa, comprensión. Aunque ni así tienes garantizado que un día será solo tuyo, las posibilidades de que busque menos a otras mujeres aumentan a medida que lo que reciba de ti sea positivo/placentero para él.

2) Sé tolerante y ábrete a conocer formas distintas de relacionarse. Aunque creas que conoces a los árabes y su carácter, siempre está el factor “choque cultural”. Toma en cuenta que ellos crecieron en un contexto en el que las relaciones entre hombres y mujeres son distintas que en el que tú creciste. Probablemente él está haciendo su mejor esfuerzo por entender y adaptarse a tu sociedad, así que te recomiendo que tú también intentes comprender su sociedad de origen. Pregúntale sobre su familia y amigos y escucha con atención. En los relatos que comparta contigo encontrarás muchas pistas para entenderlo y conocer su visión sobre las relaciones de pareja.

3) No le prestes dinero. Me encantaría decirte que tu habibi está contigo solo por tu belleza o porque le gusta mucho tu forma de ser. Pero muchos de ellos, acaso comprensiblemente, están interesados en ti ya sea para conseguir papeles de residencia o por tu dinero. Así que si a los tres meses o antes ya te está hablando de matrimonio, probablemente lo que necesita de ti es tu ayuda para conseguir/extender su visa de residente. (Al menos los inmigrantes que a mí me ha tocado conocer en México y España).

Si te pide dinero o que seas su aval al poco tiempo de conocerte, pon un límite desde un principio, sé clara y dile que eso es algo que no estás dispuesta a hacer. Si solo está tras de ti por tu dinero, se alejará por si solo con el pasar del tiempo.

Otros buscan un lugar donde vivir. A fin de cuentas están en un país extranjero en el que medio hablan el idioma y en el que aunque no tanto como en Estados Unidos, también cargan con el estigma de ser árabes, con lo cual para ellos es difícil (aunque no imposible) conseguir trabajo. Muchos como ya habrás notado se dedican al comercio y dependen de las redes de apoyo de sus propios paisanos. Es comprensible que necesiten ayuda y quizá con sus lindos ojos, su barba cerrada, su pecho velludo o sus habilidades como amante, tú caíste redondita y estás dispuesta a dársela. Mi único consejo es que pongas en la balanza lo que recibes y lo que das: si te compensa, adelante, es un trato justo. Pero si das más de lo que recibes, ¡alerta!, porque el desequilibrio no hará más que crecer con el tiempo y la balanza no se inclinará a tu favor. Te lo garantizo. Yo lo que te digo es que cuando a un árabe le interesas, son ellos los que gastan dinero en tí, o por lo menos no son una carga económica para tí.

4) Si te esconde de sus amigos ten por seguro que le da vergüenza estar contigo. Porque cuando están orgullosos de ser tu pareja no tienen problema en presentarte con su gente. Aquí tienes que considerar nuevamente qué es lo que esperas de él. Si lo que tú buscas es un novio formal y él te esconde, dale un ultimátum, y si no te da un lugar en su círculo social, déjalo. Pero SÉ FIRME; ¡que no te convenza con mensajitos y palabras de amor! Él tiene que verte decidida porque si flaqueas, te tomará la medida y luego ya no tomará tus amenazas en serio.

Si por el contrario te conformas con pasarla bien con él los ratos que estén juntos, tómalo como un mero proveedor de placer, pero no te hagas daño pensando que un día tú serás algo distinto para él. Ubícalo en tu mente y corazón como un juguete sexual exótico con el que puedes divertirte pero nada más. Se realista en tus expectativas y así evitarás salir lastimada.

En todo caso, no dejes que controle tu vida social/familiar. Pon tus límites desde un principio, porque si no lo haces acabará decidiendo él lo que puedes hacer y lo que no.

5) A muchos árabes su pareja la escoge su familia. Así que ten paciencia si presentarte con su familia lleva tiempo. Es probable que él te quiera y quiera algo formal contigo, pero al escoger estar contigo, primero tendrá que librar un batalla contra sus propias costumbres y rebelarse contra la tradición para decirle a su familia que es a ti a quien ama y con quien quiere estar independientemente de la opinión de ellos. Sé comprensiva: que sienta que tú estás de su lado, en su equipo, y no que tiene enemigos en los dos frentes (tú y su familia). Al final lo tienes a él y eso es lo que importa, lo de la familia se dará con el tiempo si su amor es verdadero.

6) Aprende a preparar shisha (narguile), hacer té y a cocinar uno o dos platillos de su país. Recuerda que ellos están lejos de su tierra, y de vez en cuando sentirán nostalgia, así que suma a su relación si puedes consentir a tu habibi de esa manera.

7) ¡Aprende árabe! Intenta memorizar al menos tres palabras al día, hay muchos cursos online gratuitos así que inscríbete a alguno y se constante, ve películas árabes subtituladas para que cuando él hable con su gente, al menos puedas darte una idea de lo que dicen.

8) Si tu amor es musulmán, la que tendrá que adaptarse a su estilo de vida eres tú, no al revés. Lee sobre el Islam, no solo el Corán sino también los hadiths (la colección de Bukhari, por ejemplo). Infórmate sobre cuáles serán tus obligaciones religiosas y reflexiona si estás dispuesta a llevarlas a cabo. Acércate a la mezquita pero tampoco tomes a la gente que conozcas allí como la fuente última de conocimiento, ya que también te encontrarás con muchas hermanas juzgonas (normalmente conversas) a quienes lo único que les importará es si usas o no velo o cómo te vistes. La religión es mucho más que eso. Lo más importante es que EVITES A TODA COSTA CONVERTIRTE POR AMOR. Esa es una decisión que debes meditar por MUCHO tiempo antes de tomarla y que debe surgir del CONVENCIMIENTO, no de un deseo de complacer a tu amado.  Piensa que volverte musulmana es una decisión de vida independiente de tu situación sentimental, que en todo caso podría terminar siendo pasajera. Así que se honesta contigo misma y pregúntate: ¿por qué quiero ser musulmana?

9) Disfruta. Toma cada día con tu habibi como una aventura que enriquece tu experiencia de vida. Después de todo si estás con él es porque te atrae su cultura, así que siéntete afortunada de tener esa ventana y poder asomarte a ella a través de él.

10) Si terminaste con tu amor árabe porque no lograron entenderse, tómate tu tiempo para sanar porque estoy segura de que su paso por tu vida dejó una profunda huella. No obstante, te tengo una buena noticia: si decides reincidir, es decir, volver a relacionarte con otro árabe, tu próxima relación con uno de ellos será más fácil, así que nada de lo que aprendiste en esta relación será en vano.

Por supuesto eso no quiere decir que todos sean iguales, a fin de cuentas los humanos de todas las nacionalidades somos diversos, pero lo que sí te digo es que si aprendes a sobrellevar lo que nos separa de su cultura, con el tiempo descubrirás más y más afinidades y razones para amarlos. Personalmente me he relacionado con árabes de 7 países en los últimos 15 años, pero a través de alumnas, colegas bailarinas, músicos, profesores y amigos y amigas me ha tocado ver MUCHO de todo.

____________________________________________________________

Nota: Estos consejos son para mujeres que conocen árabes en persona, NO para mujeres que conocen árabes online. En el 90% de los casos esas relaciones son falsas, así que no confíes en lo más mínimo. Tampoco aplica para las mujeres de ascendencia árabe casadas con árabe, porque su experiencia es muy distinta.

Anuncios

Acerca de Giselle Habibi

Soy la autora del libro Danza Oriental en Egipto, periodista, traductora y bailarina de danza árabe, pero ese es mi ego hablando. Mi yo interior es un espíritu despierto, un alma ecléctica que vive el presente apasionadamente. Creo que en la amplia variedad de habitantes de este mundo tenemos una fuente inagotable de maestros así como de compañeros para disfrutar el samsara. Desearía que cuidáramos mejor a la naturaleza y especialmente a nuestra familia humana, porque todos somos UNO y lo que pensamos, hacemos y decimos reverbera para siempre.
Esta entrada fue publicada en actualidad, sexo, viajar y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Relacionarse con un árabe y no morir en el intento

  1. Alf dijo:

    Muy educativo.

    Saludos y un Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s